sábado, 24 de noviembre de 2012

MANICURA : A RAYAS






Alohaa!!!

Como os prometí, ya he vuelto a ponerme las pilas con las entradas de manicuras, ya que he visto que os han gustado mucho. Antes de nada, quiero disculparme por haber tardado tanto. Como algunas ya sabéis por twitter, prometí subir la entrada hace un par de dias, pero al ver las fotos no me quedé contenta con el resultado y ayer por la noche decidí repetir la manicura para que quedase todo más nítido y limpio.
Os recuerdo que podéis enviarme fotos de los tutoriales si los hacéis en vuestra casa, ya que estoy dedicando una entrada sólo a las fotos que me mandáis imitando peinados, manicuras u outfits.

Espero que os guste :)

VAMOS A NECESITAR:

-Celo

- Esmaltes de uñas de los colores:

*Morado/lavanda

*Rosita claro

-Esmalte protector/hidratante

-Top coat (es un esmalte que se echa al final de la manicura para que quede protegida y brillante)


PASOS:

Para comenzar, aplicamos una capa de esmalte protector de las uñas en todas ellas.



Mientras esperamos a que se seque esta capa (normalmente tarda bastante poco) vamos a cortar un trozo de celo grande. Le quitamos la parte de arriba y la de abajo si lo tenéis puesto en una maquinita como la mía, para evitar el corte zizageante que deja y cortamor tiras chititas (yo al repetirlo las hice más finas que las de acontinuación, ya lo veréis más adelante)


Una vez cortadas y seco el esmalte, echamos una capa o dos del esmalte base (en mi caso es el lavanda). Si echáis dos capas la segunda tarda más en secarse, así que tendréis que estar bien seguras de que está listo para poner el celo. De otra manera, el pegamento del celo podría llevarse el esmalte si está todavía húmedo.



Una vez seco el esmalte, toca poner el celo sobre las uñas. Antes que nada, debemos pegar el celo en el dorso de nuestra mano para quitar los excesos de pegamento que pueden fastidiar la capa base. Ahora, ponemos el numero de tiras que queremos y en la dirección a elegir sobre nuestra uña. Tenéis que aseguraros de que queda bien pegado, porque sino el esmalte se cuela por debajo del celo y no quedan las tiras bien hechas. Una vez hecho esto, aplicamos sin miedo una o dos capas (dependiendo de la cobertura del esmalte) de pintauñas sobre la uña y dejamos secar un poquito.




Cuando veamos que esta seco, retiramos el celo. Veréis que queda un poquito en relieve y muy tosco comparado con el esmalte base. Aquí es cuando hace el efecto mágico el top coat. Aplicamos un poquito que unificará todas las capas que llevamos puestas y le dará un brillo súper bonito.


Y así es como os tiene que quedar (antes de mojar un bastoncillo en quitaesmalte para retirar los excesos que os hayan podido quedar a los lados).



¿Qué os ha parecido? Ya sabéis que la dirección y el grosor de las tiras queda a la elección de cada una. Es una manicura súper fácil, pensada para todo el mundo, lo único que hay que hacer es dejar secar bien cada capa de esmalte y por supuesto, no intentar hacer cosas a la vez que esperas a que se seque, ya que se estropeará todo el trabajo.

No puedo adelantaros mucho, sólo quiero deciros que tengo algo entre manos y estoy preparando una sorpresa para la colección de entradas dedicadas a la Navidad que comenzarán el 1 de Diciembre.

Os recuerdo que he actualizado la sección de Mis Trabajos, y que me encantaría conocer vuestra opinión acerca de lo que he subido en esa sección.

Podemos mantener el contacto vía twitter ( mi dirección esta en la barra lateral derecha) o hacerme cualquier pregunta en el apartado de ask que está pegando con la dirección de twitter.

Besos, Ohana!

A.